fbpx

Las principales razones para practicar Yin Yoga por la mañana

Mucha gente puede pensar que el Yin Yoga es sólo una práctica para finalizar el día y relajarse antes de ir a dormir. Aunque que es cierto esta practica nos ofrece grandes beneficios cuando se practica por la tarde, también es una increíble práctica para comenzar nuestros días con energía renovada.

Tomarse el tiempo por la mañana para practicar Yin Yoga nos da el espacio y el tiempo para habitar nuestros cuerpos. Empezar el día despacio y con atención nos ayudará a mantener este estado de ánimo calmado y pacífico durante el resto de nuestro día. Muchos de nosotros estamos acostumbrados a despertarnos muy rápido, saltar de la cama, bebernos un café y empezar nuestro trabajo en un estado de estrés. Esta es una forma muy rápida de comenzar el día. Nuestro sistema nervioso se activa y pone en marcha una respuesta de lucha y huida; nuestros cuerpos están listos para moverse rápidamente, hacer las cosas y ser productivos. Este estado de alarma puede crear mucho estrés en nuestro sistema, especialmente si lo hacemos continuamente durante semanas y años sin descansar.

Una práctica de yoga y meditación consciente nos ayuda a escuchar nuestros cuerpos y darles su tiempo para calmarse y desacelerar para que pueda restaurarse. Aquí te muestro algunos pasos de cómo podemos comenzar nuestro día de forma consciente y con atención plena.

  1. Reducir el estrés y la ansiedad a primera hora de la mañana
    Estudios científicos ha demostrado que la meditación y el Yin Yoga promueven las ondas cerebrales alfa. Las ondas cerebrales alfa pueden reducir el estrés y la ansiedad y ayudarnos a sentirnos más tranquilos. Cuando nos tomamos el tiempo por la mañana para practicar Yin, aunque sean sólo 20 minutos, podemos sentir los efectos de la práctica durante el resto del día.
  2. Liberar la tensión y crear espacio en el cuerpo
    ¿Has visto alguna vez a un perro o a un gato despertándose por la mañana? Estiran el cuerpo nada más despertarse. Es nuestra naturaleza; necesitamos estirar nuestro cuerpo después de haber dormido 6/8 horas la noche anterior. Nuestros cuerpos pueden sentirse muy tensos y rígidos después de toda la noche durmiendo. Cuando practicamos Yin Yoga por la mañana, creamos un espacio necesario para movernos libremente y respirar profundamente. Liberar la tensión acumulada y estirar nuestro cuerpo tiene un efecto muy profundo en el equilibrio mental y emocional para el resto de nuestro día.
  3. Crear una intención consciente para el día
    Donde ponemos nuestra atención es donde fluye la energía. Así que si empezamos nuestro día estableciendo una intención, creamos un espacio sagrado que nos permite abrazar y dejar que eso ocurra. Teniendo el tiempo en la mañana para sentirnos enraizados, para alinearnos con nuestros cuerpos y corazones, y desde ese espacio, establecer una intención, podemos hacer algo convincente hacia la manifestación de una realidad que queremos vivir. ¿Lo has probado?

La práctica de Yin Yoga es una invitación para que te tomes un tiempo por la mañana para respirar, abrir tu cuerpo y establecer una intención para el resto del día. ¡Pruébalo y cuéntame cómo te sientes cuando lo haces! No tiene que ser una práctica larga, tal vez 20 minutos podrían ser suficientes para ti algunos días, otros dias 1 hora sería increíble también.

Si quieres probarlo, animate a practicar contigo en este clase de Yin Yoga que tengo para ti.

Y si estás preparado para profundizar en tu práctica de Yin Yoga y Meditación, te invito a unirte a nuestra Formación de Profesores de Yin Yoga Online. Podrás practicar y estudiar Yin Yoga a tu propio ritmo desde casa. https://yogaliciacasillas.com/50-hour-yin-yoga-teacher-training/

¡Disfruta de tu práctica matutina y ya me contarás como te sientes después!

X